Este es el 3.º artículo de una serie de 3 partes.

Los delitos relacionados con la explotación sexual infantil van en aumento.
El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC, por sus siglas en inglés), organización privada sin fines de lucro que funge como centro nacional de intercambio de información y recursos sobre niños desaparecidos y explotados, dio a conocer que en 2019 recibió más de 16.9 millones de reportes en su CyberTipline. La mayoría de estos informes son sobre abuso sexual infantil: seducción por internet (incluida la «extorsión sexual»), trata y abuso sexual infantil.

A nivel mundial, el número es aún más impactante. La Organización Internacional del Trabajo, estima que 1.8 millones de niños son explotados mediante prostitución o pornografía alrededor del mundo.

Las Unidades de Delitos de Internet Contra los Niños de todo el mundo (ICAC, por sus siglas en inglés) deben estar preparadas para atender la creciente demanda de evidencia digital que pueda aplanar la curva de los casos de abuso sexual que involucran niños.

La integración de más personal forma parte de la solución, pero es más importante la inversión en obtener capacidades para que las unidades de ICAC funcionen a su más alto nivel. He aquí por qué.

Desafíos crecientes

Actualmente hay una explosión tecnológica. Ahora más que nunca, el mercado está inundado con teléfonos celulares, computadoras y otros dispositivos electrónicos que son más rápidos, económicos y accesibles para un espectro de población cada vez más amplio. Prácticamente todo el mundo tiene un teléfono móvil.

Mobile phones can now hold terabytes of data and many of the most recently released additions are protected by complex encryption codes.
Estos móviles, hoy en día pueden contener terabytes de datos, y muchos nuevos avances tecnológicos protegidos por códigos de cifrado complejos. Las soluciones digitales, como Cellebrite Pathfinder, pueden facilitar la obtención de indicios a partir de una gran cantidad de datos.

A medida que las tecnologías digitales siguen evolucionando, los dispositivos de todo tipo se están volviendo más sofisticados. Estos móviles, hoy en día pueden contener terabytes de datos, y muchos nuevos avances tecnológicos protegidos por códigos de cifrado complejos.

“Identificar tecnologías y capacitación que serán útiles, así como atraer a un grupo diverso es fundamental”.

A medida que incrementan los casos de abuso sexual infantil, también lo hace el número de dispositivos que las agencias de seguridad pública incautan. En casos típicos, se eliminan alrededor de 20 dispositivos en virtud de órdenes judiciales.

La gran cantidad de dispositivos y la cantidad de datos que producen están dejando a quienes deben recopilar, gestionar y analizar evidencia digital ahogándose en un mar de datos.

Los investigadores de los laboratorios de soluciones tecnológicas emplean Inteligencia Digital (ID). Gestionan y utilizan los datos a los que se tiene acceso a partir de fuentes y datos digitales (smartphones, computadoras y la nube). También emplean esta ID en el proceso mediante el cual las agencias acceden a datos, los gestionan y los aprovechan para llevar a cabo sus operaciones de forma más eficiente.

Como líder en soluciones de inteligencia digital, Cellebrite actualiza constantemente las soluciones ampliamente adoptadas como Cellebrite UFED y Physical Analyzer. Además, las nuevas soluciones como Cellebrite Pathfinder, aprovechan el poder de la IA y el aprendizaje automático de máquina para permitir a los administradores de las agencias visualizar toda la investigación, mientras que simultáneamente, los investigadores pueden conectar fragmentos incompatibles de evidencia para producir inteligencia aprovechable y así avanzar más rápido.

Las nuevas soluciones, como Cellebrite Pathfinder, están aprovechando el poder de la IA y del aprendizaje de maquina para producir inteligencia aprovechable y hacer avanzar más rápidamente las investigaciones. (Crédito: Cellebrite)

A esto se añade el hecho de que los presupuestos son ajustados (se solicita a las agencias que hagan más con menos). Agregando los desafíos planteados por la pandemia actual:

  • Los investigadores están siendo trasladados para sustituir al personal de primera línea que ha sido víctima del COVID-19.
  • Los oficiales tienen que trabajar de forma remota, esto agrava el acceso a los datos para el manejo de los casos.
  • Las competencias adquiridas dejan de estar vigentes a medida que los programas de capacitación dejan de existir.

Como resultado se tiene un entorpecimiento general en la resolución de casos de delitos contra niños justo al momento en que el cierre forzado de escuelas y el rápido aumento de la educación virtual han puesto a más niños en Internet, por lo que más que nunca, corren mayor riesgo de ser explotados por depredadores sexuales.

Las agencias de seguridad pública no deben perder sus capacidades en la lucha contra la delincuencia. Es por ello que la capacitación y actualización en las últimas tecnologías es más importante que nunca, especialmente en las unidades ICAC.

“Debido a la incertidumbre [causada por la amenaza de cortes en financiamiento], no se ha visto ninguna reducción en la carga de trabajo. De hecho, está aumentando. Se puede decir que se ve exacerbada para la gente de aquí. Realmente nos está causando un gran problema al poder administrar y proyectar en el futuro exactamente cuáles son las necesidades, y luego poner en movimiento esas cosas [tecnología y capacitación] que satisfarán esas necesidades “.

Nadie ve esto con más claridad que el capitán Michael Edwards, jefe de la Sección de Víctimas de Alto Riesgo y Comandante Estatal del Grupo de Trabajo ICAC del estado de Washington.

Por qué la capacitación de las unidades ICAC resulta fundamental

En una entrevista reciente, el comandante Edwards expuso algunos de los desafíos a los que se enfrenta su unidad y por qué la capacitación es una parte tan necesaria para mantener actualizados a sus equipos.

Rescatar a los niños y procesar a los depredadores sexuales son los objetivos principales del comandante Michael Edwards, comandante estatal del Grupo de Trabajo del ICAC del Estado de Washington. (Crédito: Auburn-reporter)

Amenazas de cortes en el financiamiento:
Los recientes llamados a “cortar financiamiento de la policía” han tenido un impacto directo en su departamento.
“Este trabajo requiere de un largo tiempo para ser realizado”, dijo el comandante Edward, “así que, obviamente, tendremos vacantes que deben llenarse. Y hay demasiada incertidumbre en este momento, particularmente sobre los cortes al financiamiento, esto, en cuanto a si habrá o no personal para cubrir esas vacantes.
Los programas de capacitación necesarios para mantener al personal existente actualizado y poner al día a los nuevos miembros están en la mira.

Mayor número de casos: “Debido a la incertidumbre [causada por la amenaza de cortes al financiamiento], no vemos ninguna reducción en la carga de trabajo. “De hecho, está aumentando. Se puede decir que se ve exacerbada para la gente de aquí. Realmente nos está causando un gran problema al poder administrar y proyectar en el futuro exactamente cuáles son las necesidades, y luego poner en movimiento esas cosas [tecnología y capacitación] que satisfarán esas necesidades “. La capacitación es fundamental para garantizar que se continúe con un grado de eficiencia elevado para hacer frente al incremento de casos.

Avances tecnológicos: Los rápidos avances tecnológicos hacen que mantenerse actualizado sea un problema para los investigadores actuales. Y puede que las personas que el comandante Edwards busca contratar no cuenten con las competencias para ayudar a aligerar la carga. “Identificar tecnologías y capacidades funcionales, y atraer a un grupo diverso es fundamental” Mencionó.

Retención de competencias: «Existe retención solo a corto plazo si no se está utilizando activamente esas herramientas de forma regular y continua, por lo que en muchos casos se consideran habilidades perecederas. Debido a la naturaleza de las agencias de seguridad pública, es posible hacer patrullaje durante varios años, por lo que es poco probable utilizar esas herramientas de forma significativa como para mantener la habilidad».

Al igual que mantener el dominio de las armas de fuego o las habilidades de conducción a alta velocidad, la capacitación en lo digital requiere de actualización constante.

Desafíos en la contratación: Cuando el comandante Edwards evalúa a los candidatos para su equipo, una de las consideraciones es la capacitación y se sabe que la mayoría de ellos requerirán desarrollar habilidades. «Cuando nos fijamos en incorporar a alguien en esta tarea en particular, todo se basa en la aptitud y la capacidad del individuo. Así que los evaluamos para ello y los entrenamos de forma independiente e individual una vez que se les asigne una tarea».

Los diversos matices de la capacitación

Afortunadamente, hay una variedad de opciones de capacitación disponibles, no solo para quienes procesan la evidencia sino también para los detectives, técnicos de laboratorio forense, analistas y fiscales.

Programas formales: Como líder mundial en tecnología de inteligencia digital, Cellebrite se enorgullece de contar con programas de capacitación sólidos que se pueden personalizar para satisfacer las necesidades de los departamentos y las personas por igual.
El centro de aprendizaje de Cellebrite ofrece tres opciones:

En vivo y en directo: Estas clases permiten a los participantes interactuar con sus instructores y compañeros, dentro de un aula virtual, en tiempo real, a través del ordenador del estudiante accediendo al portal de aprendizaje en línea de Cellebrite.

Por pedido: Aquí los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo y conveniencia con acceso asequible, en cualquier momento y en cualquier lugar, desde su ordenador personal.

Clases dirigidas por instructores: Los estudiantes se reúnen en persona con los instructores y sus compañeros en un aula tradicional e interactiva dentro de las instalaciones de capacitación de Cellebrite.

Cellebrite Academy puede usarse en 11 idiomas diferentes y se proporciona en una amplia variedad de formatos, como: en línea, en vivo y por pedido. (Crédito: Cellebrite)

Los programas de estudios son desarrollados por expertos del sector y las clases son impartidas por las principales autoridades en el campo de la Inteligencia Digital, donde se dispondrá, en muchas de las clases, de una variedad de certificaciones que los estudiantes pueden obtener.

Blogs y seminarios web: Los expertos de Cellebrite también organizan blogs y seminarios web diseñados para ayudar a los investigadores, examinadores y analistas a mantenerse al tanto de los últimos avances tecnológicos, divididos en módulos amigables. Casi siempre, acompañados de vídeos que facilitan el aprendizaje mediante simulaciones de casos reales.

“Y por supuesto, [lo que aprendí en la clase] funcionó. Así que pudimos obtener la clave, recopilar los datos y obtener las pruebas “Y por supuesto, [lo que aprendí en la clase] funcionó”.

Conferencias: Hace siete años, el comandante Edwards vio la necesidad de crear un programa educativo continuo que no solo beneficiara a su propio equipo sino que ayudara a los investigadores de las unidades ICAC en todo el mundo. Así decidió reclutar al detective Ian Polhemusa su equipo para armar el programa y nació la Conferencia ICAC Regional del Noroeste.

La Conferencia ICAC amplía los esfuerzos y la base de conocimientos de los investigadores de seguridad pública, peritos forenses digitales y fiscales al proporcionar capacitación altamente especializada centrada en la investigación y acusación de delitos contra niños facilitados por la tecnología. (Crédito: ICAC)

Ahora en su séptimo aniversario, el programa ha crecido de 50 participantes, en el primer año, a cientos de profesionales del ICAC, de todo el mundo, que hacen que sea ahora un evento reconocido año con año. Esta actividad de cinco días, (encabezada por el investigador Polhemus) proporciona un foro para que investigadores, fiscales, peritos forenses, profesionales de la industria y académicos se reúnan para aprender, colaborar y compartir sus conocimientos sobre investigaciones de delitos digitales en casos de explotación sexual infantil.

Debido a la pandemia, el evento de este año fue completamente virtual, pero el detective Polhemus y su equipo llevaron a cabo otro con gran éxito, que incluyó 571 asistentes en representación de 43 estados estadounidenses y ocho países extranjeros.
Los participantes disfrutaron de 42 sesiones durante dos días impartidas por algunos de los principales expertos en este campo de conocimiento.

El detective Polhemus también añadió que una de las razones por las que su congreso tiene tanto éxito es debido a las asociaciones con empresas privadas como Cellebrite, que proporcionan capacitación y recursos financieros que los presupuestos internos simplemente no pueden cubrir.

Otros recursos: Por último, hay una variedad de recursos en línea disponibles para desarrollar habilidades, incluyendo historias de clientes, estudios de casos, documentación técnica, podcasts y libros electrónicos.

Un caso para la capacitación

Cuando se le preguntó si podía recordar una clase de entrenamiento de Cellebrite que tuviera impacto inmediato en algún caso, el detective Randy Kyburz, otro miembro del equipo ICAC de Seattle PD, mencionó como ejemplo cuando asistió a una clase del National White Collar Crime Center en WinFE (Windows Forensic Environment) y utilizó lo aprendido en clase, justo al día siguiente, para ayudar a resolver el caso de un colega.

«Una de las cosas, solo una pequeña parte de la clase, fue omitir BitLocker u obtener las claves BitLocker, utilizando WinFE y un script.

«Volví a la oficina y, literalmente, al día siguiente, mi compañero estaba trabajando en un caso en el que tenía un dispositivo con Bitlocker y no podía entrar.

“Y yo le dije, ‘oye, vamos a intentarlo’. Por supuesto, lo que aprendí en la clase funcionó. Así que, pudimos obtener la clave, logró recopilar los datos y obtener la evidencia”.

Tener personal capacitado que pueda acceder a la evidencia rápidamente puede marcar la diferencia entre sacar a un delincuente de la calle o dejarlo dañar más vidas. Al sopesar el costo de obtener capacitación frente al costo de salvar a un niño de ser explotado sexualmente, la elección es clara. El entrenamiento salva vidas. Y esa es una inversión por la que todos debemos luchar.

Lea la Parte 1: El poder de una llamada: La Unidad ICAC del Departamento de Policía de Seattle pone a trabajar la inteligencia digital para detener los crímenes contra los niños.

Parte 2: Un día en la vida con la unidad ICAC del Departamento de Policía de Seattle: salvar a un niño a la vez